Invitadas a bodas 2018

las amigas de la novia

Muchas de vosotras estáis todavía inmersas en la temporada de bodas de 2017, peeero, ahora es cuando nos empiezan a comunicar que el año que viene… ¡también tendremos eventos!

Comenzamos los preparativos para las bodas del 2018.

Buenas noticias, ¿verdad? La boda de una amiga siempre es una alegría, pero en ocasiones nos supone un agobio pensar que ya a Agosto de 2017 tenemos organizado medio verano del 2018.

Por eso, nos adelantamos con este post, para ir anticipando y organizando las futuras bodas que tengamos.

¿Qué debemos hacer? Antes de nada, tenemos que ser conscientes que no podemos abarcar todo. Sea por motivos económicos, laborales o vacacionales, hay veces que si la boda no nos toca de muy cerca, podemos obviarla. Hay veces que tenemos bodas por compromiso, eso lo sabemos todas, y por ello, podemos decir que NO. No pasa nada, y además, a los novios igual hasta les hacemos un favor. Lo importante en estos casos es decirlo con antelación para evitar molestias a los novios de última hora. No es lo mismo organizar una boda para 500 o 200 invitados, así que cuanto antes les comuniquemos nuestra NO asistencia mejor.

Tema modelitos: tenemos un año por delante, así que podemos aprovechar las rebajas de verano y de invierno. Además, contamos con mucho tiempo para arreglarnos vestidos que ya no usemos o comprar complementos para reutilizar el vestido y que no se note. Cuando planeamos las cosas con antelación podemos organizarnos con otras amigas con una talla parecida para poder disfrutar de su armario y poder llevar vestido sin repetir.

Tema económico: Si, las bodas suponen un alto coste, pero podemos hacernos una huchita para poder ir echando dinero y que no sea a última hora cuando suframos el desembolso.

Tema despedida: Tal y como comentamos en otros posts, las despedidas hay que planearlas con tiempo para organizarnos con todas las amigas y poder hacer el plan que queremos, donde queremos y cuando queremos. A veces queremos hacer algún viaje entre amigas, pero como se planea a última hora nos encontramos con aviones o trenes a alto coste. Así que lo mejor que la despedida se organice unos 6 meses antes de la fecha de la boda.

Sorpresas y regalos: podemos ir cogiendo ideas para sorprender a los novios los días previos a su boda o incluso en la misma boda. Si queremos hacerles un baile en mitad de la boda, hay que empezar a ensayar. Si queremos realizar un video con fotos de ellos, habrá que comenzar a recopilar fotos de ambas partes. Todo lleva su tiempo, así que evita nervios de última hora.

Todos estos consejillos son para las invitadas “normales”. Ahora, si eres la mejor amiga de la novia o dama de honor, tienes que ser muuuucho más precavida, porque aparte de todo lo que tengas que hacer tú, tendrás que ayudarla a ella, así que cuenta con que ella requerirá de tu ayuda y compañía en muchas ocasiones.

La boda de una amiga es una gran acontecimiento y hay que disfrutarlo al máximo. Así que no cunda el pánico.

Tenéis todo el Otoño e Invierno por delante para preparar el gran día. No dejéis para mañana lo que podéis hacer hoy.

¡Animo amigas!

Por cierto, a día de hoy, ¿cuántas tenéis confirmadas? Por aquí ya tenemos 2 fechas 🙂

 

Comparte en las redesShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies