Despedida de soltera bajo el Sol de la Toscana

Sí, sí, como lo oís. Esta despedida literalmente fue: «bajo el Sol de la Toscana«.

Hoy en el blog, os contamos en detalle cómo fue, cómo se preparó y cómo se disfrutó este fin de semana.

Esta despedida era muy especial para mí ya que se trataba de mi prima y desde que recibí la llamada de su hermana, (Nuria, de ahora en adelante), con esta locura de idea, ¡me pareció alucinante!

Quería llevar a la futura novia y a todas sus amigas de sorpresa a…

Una villa con piscina en La Toscana.

¡Nadie sabría nada! Por supuesto, le dije que sí, que adelante y que contara con el 100% de mi ayuda.

Vamos a detallar aquí todo lo que hicimos para organizar esta gran despedida y que fuera una sorpresa para todas las invitadas.

  1. Grupo de whatsapp: la novia había facilitado a su hermana los nombres de las personas que quería que estuvieran en su despedida, por lo que se creó el grupo y desde el principio todas fueron súper colaboradoras.
  2. La fecha: fundamental. La fecha es lo primero que hay que cerrar y que sea INAMOVIBLE. Para cuadrar agendas y evitar los precios de la temporada alta, se decidió hacerla del 7 al 9 de Junio.
  3. Los vuelos: Nuria ya había hecho todo el trabajo de investigación de horarios, aeropuertos cercanos y combinaciones posibles, así que una vez confirmadas las vacaciones y disponibilidad de todas nosotras, pidió la documentación y ¡compró los vuelos! Ya no había vuelta atrás. Todas las asistentes estaban emocionadísimas ya que sabían que ese fin de semana de Junio se irían de viaje pero ¡no sabían a dónde!
  4. El alojamiento: estaba clarísimo lo que se quería: una villa espectacular con piscina privada. Quería que estuviéramos todas juntas y disfrutáramos la Toscana a tope. Comenzamos con la búsqueda y tras más de un mes mirando, comparando y hablando con alojamientos, encontramos justo lo que necesitábamos: Villa La Fagianaia. Desde el primer momento, nos ayudaron en todo lo posible y con ellos conseguimos organizar algunas actividades extras también.
  5. Actividades y traslados: junto a Francesca de la villa, pudimos cuadrar el fin de semana de manera que pudiéramos realizar actividades y también disfrutar de la piscina. Más tarde os enseñamos el planning de lo que finalmente hicimos. Les contratamos a ellos también las cenas, la visita a la bodega y el transporte para no tener que conducir nosotras.
  6. El cebo para la novia: había que conseguir que la novia llegara el viernes al aeropuerto a las 8 de la mañana, por lo que nos compinchamos con su jefa que con una gran actuación, dijo que tendrían una reunión allí.
  7. Indicaciones para las asistentes: dado que todo era sorpresa para ellas se les indicó el outfit previsto (ropa cómoda, bikini etc) y todo lo que tenían que llevar: tarjeta sanitaria europea, DNI en vigor, botes de 100 ml para el avión, etc.

Con todo esto preparado de antemano, llegó la fecha, el viernes 7 de Junio y nos plantamos en la T1 del aeropuerto de Madrid: emoción, besos, abrazos… algunas nos conocíamos, otras no. Desde el primer momento se vivió una gran ilusión y un gran ambiente. Nuria obsequió a todas las asistentes con un sombrero de paja y un pañuelito de topos para el cuello. Todas nerviosas e impacientes esperamos a la novia.

¡Y por fin llegó la novia!

Aplausos y risas en el aeropuerto. La novia no se lo podía creer. ¡¡Ella iba a una reunión!!

Como nadie sabía el destino y por supuesto estaban todas impacientes, se les preparó un planning para que todas juntas leyeran lo que iban a disfrutar ese fin de semana:

Una vez aterrizadas en Pisa, la primera sorpresa fue que Francesca de la villa nos esperaba con champán y pudimos brindar por el fin de semana que nos esperaba.

Un fin de semana en la Toscana.

Comenzamos con una deliciosa comida típica toscana en La Taverna del Vin Vino donde nos recibieron maravillosamente y disfrutamos de auténtica pasta italiana y la mejor carne de la zona.

Por la tarde bailamos, cantamos y disfrutamos de la piscina, el jardín y las vistas de las montañas. Además, hicimos un curso de pizza donde pudimos cocinar nuestra propia masa y degustarla más tarde.

Al día siguiente, visitamos la bodega de vinos Tenuta del Buonamico donde además de visitar sus instalaciones pudimos degustar sus deliciosos vinos maridados con embutidos y quesos de la zona.

Por la tarde, otra sorpresa esperaba a nuestra novia y sus amigas, y es que una fotógrafa iba a acompañarnos durante la tarde para poder capturar los grandes momentos vividos y recordarlos para siempre. Yulia de Toscana Focus estuvo con nosotras 2 horas en Lucca, un pueblo toscano precioso, donde nos hizo una sesión divertidísima. Era justo lo que queríamos, algo natural y que reflejara lo bien que lo estábamos pasando.

Al llegar a la villa, pudimos disfrutar de un Aperol (bebida típica italiana) bien fresquito mientras bailábamos junto a la piscina. Por la noche, una cena típica toscana nos esperaba.

Y finalmente el domingo se acababa lo bueno y teníamos que volver a Madrid, con una gran pena pero al mismo tiempo felices de haber vivido ese gran fin de semana. Lo más importante era que la novia había disfrutado muchísimo y sus amigas también.

No nos cansamos de decir, que las despedidas tienen que ser al gusto de la novia y adaptarlas a ella, y ésta, fue totalmente así. ¡Ni ella ni ninguna de las asistentes la olvidaremos!

Auguri alla sposa!

Comparte en las redesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies